TURISMO

Cuando los turistas arriban a Mar del Plata y comienzan a dar sus primeros pasos en la ciudad, rápidamente comprenden por qué los argentinos la apodan “la Ciudad Feliz”. El balneario más popular de Argentina combina deslumbrantes playas oceánicas, colmadas de turistas en la temporada de verano, con una vida cultural, comercial y nocturna comparable a la de Buenos Aires, además de ofrecer varios rincones naturales para relajarse.

Desde esta página web, se procura orientar a los visitantes, sean argentinos o extranjeros, acerca de qué hacer y qué ver en Mar del Plata, la ciudad costera más importante del país y la que más turistas atrae anualmente.

HAY UNA GRAN VARIEDAD DE PLAYAS, QUE
SATISFACEN LOS GUSTOS DE LOS VISITANTES

La ciudad ofrece cantidad de playas y balnearios a lo largo de su costa oceánica, con propuestas para todos los perfiles. Son muchas las playas imperdibles que ver en Mar del Plata: las pequeñas Playas de Camet, al norte; la tradicional zona de La Perla; las céntricas y multitudinarias Punta Iglesia, Bristol y Popular; la hermosa Playa Varese ideal para deportes náuticos y la sofisticada Playa Grande con los balnearios más top de la ciudad.

El puerto y su gente son emblemáticos de Mar del Plata, así como los lobos marinos, las gaviotas, las lanchas pesqueras, las redes y los exquisitos platos marineros. Constituye, entonces, uno de los paseos obligados de quien visita la ciudad.

La calle Güemes se ha constituido en un sector comercial de gran atracción para los turistas y juntamente con las arterias Olavarría y Alvear, han logrado concentrar establecimientos comerciales, gastronómicos y de entretenimientos que reunen a turistas y residentes. El centro comercial de la calle Alem, en menor medida, también atrae la atención de los turistas.

Lo mismo la avenida Juan B. Justo por la “aventura de comprar” prendas tejidas, camperas, ropa infantil y de surf e indumentaria deportiva en sus numerosísimos locales comerciales, con la buena calidad y diseños exclusivos que caracterizan a estos productos marplatenses.

GUEMES Y ALEM SON LAS DOS ARTERIAS
MÁS VISITADAS POR LOS TURISTAS

Por la costa, volviendo al centro, las arenas de Playa Grande y Varese alternan con las moles pétreas de las sierras de Tandilia que se pierden en el mar. Por eso, los paseos pueden ser al nivel del mar o en lo alto del acantilado. El Torreón del Monje, al pie de la loma de Stella Maris, con su aspecto de antigua fortaleza, recrea la leyenda que lo inmortaliza.

Punta Mogotes es uno de los principales barrios turísticos de Mar del Plata, situado al sur de la ciudad en torno a la punta rocosa de la que toma su nombre. El complejo cuenta con 24 balnearios que se extienden en una bahía de tres kilómetros, culminando en Punta Cantera. El icono del lugar es el Faro de Punta Mogotes, construido en 1891 y divisable a varias millas de distancia. Actividades recreativas en la playa, deportes, bares y restaurantes hacen de esta franja costera un sitio animado día y noche. Las lagunas de Punta Mogotes dan un encanto natural al barrio.

La zona de Punta Mogotes, Alfar, las playas del sur y el Bosque Peralta Ramos muestran a los visitantes hermosos paisajes marinos, urbanos y rurales, los cuales, con sus contrastes, hacen único a este paseo. En el itinerario costero con rumbo sur, las anchas playas de suave declive trocan más adelante por otras rodeadas de espesa vegetación (después del Faro), para devenir luego en pequeñas playas al pie de los extensos acantilados.

En este sector, cada playa dio nacimiento a un barrio que lleva su nombre, ubicado justo frente a ella. Con sus particularidades, representan una forma diferente de vivir Mar del Plata.

LA VISITA AL PUERTO DE MAR DEL PLATA
FIGURA EN LA AGENDA DE TODOS…

Visitar el Puerto de Mar del Plata es uno de los paseos tradicionales de los turistas. Algunas de las postales más representativas del balneario se reúnen en la zona portuaria: la extensa escollera adentrándose al mar, la vista de las concurridas playas, los restaurantes que ofrecen la pesca del día y las embarcaciones pesqueras custodiadas por gaviotas. La escollera sur es famosa por el panorama de los barcos en la banquina donde amarran y la colonia de lobos marinos que vive en la zona.

El Complejo Turístico de Chapadmalal es otro lugar muy atractivo para visitar. Se sitúa a unos 20 kilómetros del Faro, hacia el sur, y se caracteriza por conjugar hermosos parques verdes con una excelente infraestructura de alojamiento, gastronomía, entretenimiento y servicios. Tiene un lago, una linda capilla y un estadio polideportivo.

Y NO FALTA LA PLAYA NUDISTA, QUE ESTÁ
UBICADA A 25 KILÓMETROS DEL CENTRO

Y un poquito más hacia el sur, alejada 25 kilómetros del centro de Mar del Plata, se encuentra Playa Escondida. Esta es una zona de carácter agreste, famosa por ser la primera y única playa nudista en Argentina. Tranquilidad, un hermoso entorno ecológico y una reglamentación precisa, hacen de este balneario un sitio magnífico para el naturismo.

En lo que se refiere a atracciones y diversiones para niños y grandes, en la Ruta 2 — a muy pocos kilómetros de la llegada a la ciudad –, está emplazado Aquasol, extraordinario parque acuático de Mar del Plata, con toboaguas gigantescos, piscinas de olas artificiales y otras muchas propuestas recreativas para todas las edades.

Y en el otro extremo de la ciudad, está Aquarium Mar del Plata, a muy poquitos metros del Faro de Punta Mogotes, diez kilómetros al sur del centro. Allí se ubica este atractivo acuario donde, además de una enorme diversidad de peces, es posible visitar delfines, leones marinos, cocodrilos, flamencos, pingüinos y hasta tiburones.

A QUIENES LES INTERESA EL ARTE, TIENEN QUE
VISITAR EL MUSEO JUAN C. CASTAGNINO

Los turistas no deben dejar de visitar el Museo Municipal de Arte Juan C.Castagnino (foto). Es el principal museo de artes plásticas de Mar del Plata, especializado en artistas argentinos. Se emplaza en una villa histórica (ubicada sobre la avenida Colón, al 1100, subiendo la loma) que hoy es patrimonio de la ciudad, y alberga una colección de más de 450 piezas, entre ellas 130 obras del pintor marplatense Juan C.Castagnino, quien da nombre al establecimiento.

Y para los que les gusta el juego, la ciudad tiene varios casinos. El Casino Central se destaca como uno de los principales atractivos de Mar del Plata. Esta histórica sala de juegos (construida en el año 1938) sorprende por su impresionante infraestructura y su enorme propuesta de entretenimiento, que incluye alta gastronomía y espectáculos. Está ubicado frente a las playas del centro. Es uno de los dos edificios emblemáticos de la ciudad (Casino Central y Hotel Provincial).

Mar del Plata presenta un clima templado oceánico, con temperaturas moderadas durante todo el año y lluvias consideradas. Si bien se destaca como destino de veraneo, el clima en Mar del Plata no ofrece calores extremos durante los meses de verano, cuando la media está en el entorno de 22ºC. El clima suave es un alivio para quienes llegan de Buenos Aires o las ciudades continentales del interior, muy calurosas entre diciembre y marzo.

EN CUANTO AL CLIMA, LA CIUDAD TIENE PARA TODOS
LOS GUSTOS, EN DIFERENTES MOMENTOS

El invierno es frío, con temperaturas promedio de 7ºC y ocasionales nevadas breves. Las precipitaciones se distribuyen a lo largo de todo el año, produciéndose en otoño e invierno las llamadas “sudestadas”, lluvias muy intensas por el encuentro entre los vientos fríos y el aire oceánico húmedo.

Como todo destino costero, la temporada alta en Mar del Plata es el verano, cuando las playas se llenan de turistas argentinos e internacionales que llegan a disfrutar el Océano y la intensa movida nocturna. Desde fines de diciembre hasta finales de enero se registra el pico más alto de la temporada: los precios suben, las playas y calles están repletas y es imprescindible reservar pasajes y alojamiento con anticipación.

Durante el resto del año, la ciudad se ve bastante tranquila, aunque la población estable de 700 mil habitantes hace que siempre haya actividades para el turismo en Mar del Plata.

LO QUE MUCHOS SE PREGUNTAN: ¿CUÁL ES LA
MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A MAR DEL PLATA?

Los que buscan diversión, movimiento y las temperaturas más altas del año, elegirán el verano como la mejor época para viajar a Mar del Plata. De diciembre a marzo, las grandes producciones de teatro de Buenos Aires se trasladan al balneario, por lo que la vida nocturna tiene propuestas de primer nivel y es común encontrar algún rostro famoso en la playa.

Los que prefieren escapar de las multitudes y aún no han decidido cuándo ir a Mar del Plata, pueden optar por el final de la primavera y el comienzo del otoño, cuando las temperaturas son agradables, pero todavía no ha iniciado la temporada alta (por lo que, además, los precios son más económicos).

Los amantes del surf y la pesca disfrutarán viajar a Mar del Plata en otoño e invierno, ya que hay menos multitudes en la playa y las corrientes frías proveen buenas olas y excelente pesca. Por otra parte, los interesados en el arte y la cultura tienen una atractiva razón para visitar la ciudad en primavera, ya que cada noviembre se realiza el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, un evento clásico desde 1954.

LAS PLAYAS Y LAS SIERRAS, CONFORMAN LA
REALIDAD GEOGRÁFICA DE ESTA REGIÓN

Mar del Plata está situada sobre las últimas estribaciones del sistema serrano de Tandilia, antes de perderse éstos bajo el mar. Estas sierras – antiquísimas, originadas en la era primaria – recorren antes el territorio del centro-oeste del municipio de General Pueyrredón. Las Sierras del Acha, de Valdez, de los Padres, de los Difuntos, de la Peregrina – con 230 metros, la de mayor altura – entre otras, se levantan en medio de campos cultivados, salpicados de arboledas añosas.

La Ruta 226 ofrece a quien la recorre magníficos paisajes de terrenos quebrados, lagunas, arroyos y serranías de una belleza particular, como así también explotaciones económicas de distinta índole relacionadas con la tierra y emprendimientos turístico-recreativos para disfrutar de la naturaleza con todos los servicios necesarios. Estas particularidades se extienden más allá de los límites de General Pueyrredon e invitan a continuar por ella y
conocer también ciudades vecinas a Mar del Plata.

Entre las urbanizaciones, el campo continúa dando sus productos en esta zona del partido de General Pueyrredón, donde se cultiva trigo, girasol, maíz y soja, se produce miel, y se crían caballos pura sangre de carrera, entre otras actividades económicas.

La Ruta 11 serpentea siguiendo la línea de la costa, separada de ella por bosquecitos ideales para tomar mate y hacer un asado mirando el mar. Las vistas panorámicas son innumerables a lo largo de todo el recorrido.