“Sólo por momentos muestran raptos de cordura”: la crítica del Obispo Mestre a la dirigencia política nacional

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, manifestó que es prioritario que se declare la emergencia alimentaria nacional afrente a una situación “crítica para las familias más marginadas y vulnerables” y frente a servicios de asistencia que se multiplican pero “no llegan a todos”.

El referente marplatense de la Iglesia católica cuestionó tanto al oficialismo como a la oposición por priorizar las “agendas electorales” de cara a octubre. “Parece que sólo por momentos tienen raptos de cordura”, criticó el prelado.

Puntualizó seguidamente que esta problemática se registra tanto en grandes como pequeñas ciudades, lo que derivó en la intervención de la Comisión de Pastoral Social, espacio de la Iglesia que se ocupa de estas cuestiones. “Los obispos nos hacemos eco para pedirle al Estado que ponga su foco, en este marco de crisis, para atender la situación compleja de familias que no llegan a cubrir la canasta básica para alimentarse”, explicó.

Destacó que en la ayuda a los más necesitados interactúan con el gobierno, en particular con el Ministerio de Desarrollo Social, con el que se articulan acciones frente al escenario de emergencia. Pidió que el Estado “ponga foco en este tema”.

“Estamos en algunos ámbitos desbordados, en otros no”, reconoció el obispo marplatense. Y resaltó también la colaboración de la comunidad, que tiene su mayor magnitud en la colecta anual de Cáritas. “Creció un 37% con respecto al año anterior”, dijo.

Valoró que mientras por un lado “está el desborde, por el otro aparece el sentido solidario de un pueblo que responde ante la necesidad. Ante la crisis, una actitud de esperanza”, afirmó el obispo, siempre con eje en “contener a todos los ámbitos posibles y repensar las políticas de Estado”.

Admitió que “las etapas preelectorales, como la que transcurre, son complejas” pero insistió en avanzar con un diálogo con sectores políticos y sociales para que entre todos “se apunte al bien común por sobre la agenda electoral”

“Falta más en la respuesta inmediata y directa que hay que dar”, dijo el prelado y reclamó que se piense un país a largo plazo. “Desde lo político partidario y social tenemos que buscar cimentar un país sostenible, marcado por los valores esenciales para no repetir estas crisis”, concluyó.

Frente a la crisis, el Obispo Mestre pidió “prudencia” y no tirar “nafta al fuego”. El referente marplatense de la Iglesia católica también consideró que el oficialismo y la oposición priorizar las “agendas electorales” y que sólo por momentos parecen mostrar “raptos de cordura”.

El prelado pidió a la comunidad y a la dirigencia política actuar con “prudencia” y con actitudes de “mayor responsabilidad”, frente al delicado y complejo contexto social que se atraviesa en las últimas semanas con la crisis económica que se profundizó a raíz de la devaluación pos Paso.