¿Cómo será la temporada veraniega en Mar del Plata? El interrogante de todos los sectores de la ciudad

Escribe ROBERTO MOLINA

¿Cómo será la próxima temporada veraniega en Mar del Plata? Esta es la gran pregunta que se vienen formulando los empresarios de la gastronomía, de la hotelería y del turismo en general. La bola de cristal no la tiene nadie y, en consecuencia, no se puede anticipar lo que sucederá en el período estival.

La situación de pandemia que atraviesa Argentina y el mundo entero, ha trastocado todas las posibles previsiones en materia de turismo. Ya entrando en octubre, muchas inversiones en el sector han quedado en suspenso. Es que frente a un panorama de incertidumbre, nadie se atreve a invertir en emprendimientos turísticos.

Todo el mundo está a la espera de lo que vendrá. Pero la situación en torno de la pandemia no vislumbra posibilidades de mejoramiento. Algunos creen que en octubre se ingresaría en una meseta y a partir de alli la pandemia iniciaría un proceso de declive… Es una posibilidad, si, pero no lo que puede llegar a suceder…

Lo único que todos saben es que la próxima temporada estival será diferente a todas. No se parecerá a ninguna otra en la historia de la ciudad, porque lo que trajo la pandemia de coronavirus no estaba en las previsiones de nadie. Se trata, indudablemente, de una situación inédita a la que habrá que hacerle frente apelando a todos los recursos de la imaginación.

El gobernador Kicillof lanzó el anuncio de un Fondo Municipal para la Reactivación Cultural y Turística, que dispone de unos 300 millones de pesos que se distribuirán entre las comunas bonaerenses. Y tras el anuncio dijo que “tiene y va a haber temporada de verano en la Provincia. Este será uno de los ejes de la reactivación económica”.

En honor a la verdad, 300 millones de pesos distribuidos entre todos los municipios de la provincia significarán monedas para cada uno. En el territorio bonaerense hay 135 municipios, razón por la cual debe entenderse que le tocarán algo más de 2 millones de pesos a cada comuna… Parece una burla, pero es real.

Lo que aparece como algo absurdo son las palabras pronunciadas públicamente por el intendente Montenegro solicitando a la gente que no venga a hacer turismo a Mar del Plata (¡¡??). Un jefe comunal de esta ciudad no puede decir eso, aún frente a la actual situación excepcional. Y mucho menos lanzar esa expresión
con tanta anticipación.

Si el jefe comunal hubiera dicho eso en diciembre, ante un agravamiento de la situación del coronavirus, podría tener justificación. Pero esa frase es la que ningún marplatense quiere escuchar. Lo cierto es que ahora Montenegro está trabajando con vistas a la cercana temporada veraniega.

Se sabe que se está realizando una amplia planificación en todos los aspectos. Seguramente, se tendrá en cuenta que una temporada veraniega con un alto nivel de contagios será imposible de afrontar con la actual capacidad operativa.

En razón de ello, se está manejando la idea de montar un hospital modular entre el Partido de la Costa, Villa Gesell y Pinamar, lo cual sería una de las alternativas para aliviar la demanda del Interzonal General de Agudos y el Modular de Mar del Plata.

El intendente Montenegro ha dialogado con otros jefes comunales de la costa atlántica y hubo coincidencia en el concepto de que “no podemos permitir que alguien que necesite una cama no la tenga”, refiriéndose a la llegada de turistas ante la actual situación.

Finalmente, se sabe que una vez finalizada esta nueva etapa de la cuarentena, que será el 11 de octubre próximo, se producirá una mayor apertura de actividades. “Si queremos temporada, a mediados de octubre deberíamos estar con una prueba fehaciente y real en la antesala del verano. En el mejor escenario, de continuar la disminución de casos, Mar del Plata podría volver entonces a la fase 4”, manifestó un alto funcionario de la provincia de Buenos Aires.