Frente a lo sucedido con el fiscal Stornelli, la pregunta es: ¿La justicia es igual para todos los ciudadanos?

Por quinta vez, el fiscal Carlos Stornelli no se presentó a declarar en los tribunales de Dolores, no obstante haber sido declarado en rebeldía. La pregunta es: ¿Exactamente lo mismo ocurre con cualquier ciudadano que incurre en similar situación? La respuesta es negativa, por lo cual bien puede afirmarse que la justicia no es pareja para todos.

La primera ausencia de Stornelli fue el 20 de marzo. Después de esa oportunidad, el juez Ramos Padilla lo citó una vez más, y la tercera vez lo hizo bajo apercibimiento de la ley. En esa instancia el fiscal pidió una prórroga de tres días, que le fue otorgada, pero para la cuarta citación tampoco se presentó, y entonces fue declarado en rebeldía. El magistrado que entiende en la causa consideró que el fiscal estaba eludiendo la Justicia y entonces lo citó por quinta vez, mientras que a su vez le pidió al Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, que lo desaforara o lo removiera de su cargo.

En estos momentos, la situación del fiscal depende de Casal, a quien Ramos Padilla le pidió que iniciara acciones para remover a Stornell a través de un juicio político o para quitarle los fueros. El procurador, mientras tanto, continúa por la vía administrativa, y le ordenó al Consejo Evaluador — conformado por cinco fiscales — iniciar un sumario administrativo para evaluar la conducta de Stornelli.

Está claro que la conducta de Stornelli no necesita, a esta altura del partido, ninguna evaluación. No se presentó ante la justicia en cinco oportunidades y no hay más nada que evaluar… A cualquier ciudadano lo meten preso, o lo va a buscar la fuerza pública, si no se presentó ante la justicia en la segunda oportunidad…

De manera que la justicia no es pareja para todos. No hay duda de que siendo miembro de la justicia se obtienen favoritismos y ventajas que no las tiene el hombre de la calle en similar situación.