Frente a la cada vez más complicada situación económica, la solución del gobierno son los parches…

A esta altura del partido, ya no queda ninguna duda acerca de la incapacidad del actual gobierno argentino para dar solución a la difícil situación económica por la que atraviesa el país. En más de tres años de gestión, no ha podido frenar la inflación, que constituye el flagelo mas importante que afecta a un sector muy importante de la población.

El tema de los precios cuidados o congelados de “60 productos por 6 meses” suena a un intento de impactar en la población por lo que el mismo anuncio implica. ¿Quien asegura que esos 60 productos van a estar siempre en las góndolas de los supermercados? Hay que tener en cuenta que no existen controles de ninguna naturaleza…

Este anuncio tiene un ingrediente electoral altísimo. No hay ninguna duda de que ha sido una medida que se tomó porque al gobierno no le quedaba otra cosa por hacer. Han sido decisiones adoptadas frente a un año electoral, donde todos los indicadores anticipan una derrota del oficialismo.

En la sociedad argentina existe un crecimiento del mal humor con el gobierno. Si con estas medidas económicas pretendieron revertir esa situación, el objetivo está lejos de haber sido logrado. La actual situación económica del país no se soluciona con parches, uno detrás del otro… Y esto es justamente lo que viene haciendo el gobierno.

Nada se ha indicado acerca de si se tomarán nuevas medidas gubernamentales, antes de los comicios de octubre. Pero es sabido que la desesperación — que la hay y mucha en el gobierno — puede llevarlos a hacer cualquier cosa… Es muy difícil luchar contra la realidad, pero este gobierno lo está haciendo con decisiones que le están produciendo resultados adversos…