Absurdo: Mar del Plata, por fin, tendrá cruceros, pero no tendrá estación para recibir a los turistas (¡?)


Ha quedado definitivamente confirmado que Mar del Plata recibirá, por fin, un crucero en los primeros días de 2018, concretamente el 3 de enero próximo. Finalmente, se concretará el sueño de los marplatenses de que, de una vez por todas, el balneario comience a recibir cruceros de gran envergadura, que era un detalle de significativa importancia que le estaba faltando a la ciudad.

Pero cuando no hay una mente que planifique y vaya delineando el perfil turístico que debe tener una ciudad como Mar del Plata, las buenas noticias — como ésta — se empalidecen ante la negligencia e incapacidad de quien tiene la responsabilidad de conducir los destinos de la ciudad.

El crucero va a llegar el 3 de enero, efectivamente, pero los datos de la realidad indican que la Estación de Cruceros que fue erigida en un sector de la escollera norte, no será utilizada para cumplir la función para la cual fue construida. Como es de público conocimiento ese edificio ha sido asignado a un organismo de la Policía Federal.

Lo cierto es que un edificio construido especialmente para cumplir una función, se le modificó el destino. Y ahora no puede ser utilizado para el fin que fue creado.  Fue construido con fondos públicos para un fin determinado. Esto no es una malversación de fondos, pero si se encuadra en una malversación de bienes públicos, que tiene un responsable con nombre y apellido: el intendente Carlos Arroyo.

Pero de este aspecto, seguramente alguien se va a ocupar… Lo cierto es que el crucero que va a llegar a Mar del Plata el 3 de enero operará en la dársena de la Base Naval. “Estamos trabajando junto con el Ente de Turismo de Mar del Plata para adecuar la Base Naval y brindar el mejor servicio”, aseguraron desde la empresa Alteza Cruises.

Si bien este es el anuncio oficial, lo cierto es que la misma empresa anuncia para el 29 de diciembre la llegada de otro crucero a este balneario. Se trata de un itinerario que sale de Buenos Aires el 28 de diciembre, permanecerá dos días en Mar del Plata (el 29 y el 30), el 31 de diciembre y el primero de enero estará en Punta del Este y el 2 de enero, retorna a Buenos Aires.

Al parecer, éste último no es un crucero de gran envergadura y puede ser que el que llegará el 3 de enero, sea de mayor magnitud. Nada se anunció sobre el particular.

“Nuestro home port será Buenos Aires, desde donde ofreceremos distintos itinerarios: por ejemplo, dos días en Punta del Este, otros dos en Mar del Plata, recorridos por el litoral atlántico argentino hasta Puerto Madryn, con una recalada de dos días en el puerto patagónico, para hacer excursiones a Península Valdés y otros atractivos de la zona”, explicaron desde el área de prensa de la empresa.

Los socios de Alteza son representantes en país del portal de reservas Hotel Express International. Hicieron una inversión de 10 millones de pesos en el nuevo proyecto, con apoyo del propietario del Med Queen, un barco 5 estrellas de 8 cubiertas, 142 cabinas y una capacidad máxima para 320 pasajeros.

“Planteamos de entrada un servicio diferencial, con recorridos novedosos, fuera de temporada, siempre all inclusive y con un servicio personalizado — como una relación de dos pasajeros por cada tripulante — y detalles, como barbacoa en la cubierta, artistas nacionales y casas de tango de Buenos Aires para ofrecer espectáculos”, detallaron desde la empresa.