Los feriantes de Plaza Rocha en actitud de protesta porque las autoridades municipales no atienden sus reclamos

Existe un creciente malestar entre los componentes del numeroso grupo de feriantes que están instalados en Plaza Rocha, porque están siendo  constantemente presionados por inspectores municipales que pretenden obligarlos a desarrollar sus actividades comerciales en función de normativas que ha emitido la Municipalidad de General Pueyrredón.

Ya han realizado algunas marchas de protestas por calles céntricas de la ciudad. Los feriantes han presentado notas ante el municipio donde solicitan ser recibidos por altas autoridades comunales, pero solo han recibido el silencio total como toda respuesta.

Frente a esta actitud municipal, el malestar continúa creciendo y se anuncian para los próximos días nuevas marchas de protesta, con concentración ante el edificio municipal de avenida Luro e Yrigoyen.

El reclamo se funda en la imposibilidad de comercializar sus productos con mesas y gazebos, después de nuevos controles que encabezó Inspección General, y que para los vendedores resulta una situación “indigna”, según han expresado los propios feriantes.

“No tenemos ninguna respuesta del Ejecutivo Municipal. Primero nos dicen que tenemos que seguir trabajando de la misma manera. Parece una tomada de pelo. Pero después nos dicen que nos dejan trabajar, pero en las condiciones que ellos mismos han establecido y sin una estructura; nos hacen trabajar de una manera indigna que no estamos dispuestos a aceptar“, explicaron varios feriantes indignados.

 “Vamos a continuar realizando marchas de protesta, hasta que obtengamos alguna respuesta. Lo menos que pretendemos es que nos atiendan y que escuchen nuestro reclamo. Parece que los funcionarios municipales no comprenden que de nuestra actividad en Plaza Rocha dependen muchas familias. Nos da la sensación de que no hay voluntad por parte de los funcionarios municipales para encontrar una solución a nuestro problema”, concluyeron los feriantes.